1. Inicio
  2. Gestión de Personal
  3. Rendimiento del Empleado
  4. Cómo gestionar el periodo de prueba de un empleado

Cómo gestionar el periodo de prueba de un empleado

Cómo gestionar el periodo de prueba de un empleado

El periodo de prueba le proporciona la oportunidad de asegurarse que su selección para la vacante fue la correcta.

Es una oportunidad para evaluar el rendimiento, la dedicación del nuevo empleado y si en general es adecuado para el puesto, y tomar las medidas necesarias si no alcanzan los requisitos. Normalmente duran de 1 a 6 meses, y tanto usted como el empleado tienen la oportunidad de no continuar con el acuerdo durante este periodo.

Establecer el estándar

Para proporcionar a su nueva incorporación la mejor oportunidad de pasar su periodo de pruebas, existen diversas cosas que usted debería hacer:

  • Proporcione al empleado una descripción detallada del puesto
  • Proporciónele una visión general de las prácticas empresariales y procedimientos generales
  • Programe cualquier formación necesaria que ayudará al empleado a alcanzar los requisitos
  • Explíquele al empleado cuándo será evaluado y que métodos serán usados

Para evaluar a sus nuevos empleados, en primer lugar necesita decidir qué es lo que espera de éstos en las diferentes etapas durante su periodo de prueba. Usted puede hacerlo en base a su experiencia (¿cuánto tardó en aprender la persona anterior en ese puesto?) o decidiendo junto con personas que tengan un puesto similar algunos puntos de control adecuados.

Asegúrese de que estos puntos de control son descritos con claridad, fáciles de medir y alcanzables.

Acuerde reuniones semanales o mensuales 1-2-1 donde podrá repasar los informes de progreso y ofrecer retroalimentación sobre los diversos aspectos de su puesto explicando las áreas donde destacan y las que necesita mejorar.

Siempre que alguien empieza un nuevo trabajo, es muy difícil para ellos saber como lo están haciendo por lo que debería intentar ofrecer consejos siempre que fuera posible. Intente siempre que su crítica sea constructiva y ofrezca soluciones a los problemas en vez de simplemente señalar el hecho de que existan.

Obtener retroalimentación de la gente con la que han estado trabajando de cerca es otra fase importante del periodo de prueba. Pídales que sean sinceros y honestos y luego filtre sus averiguaciones al empleado, por supuesto de forma anónima. Esto podría proporcionarles elogios y reforzar su confianza, o destacar las áreas en las que necesitan mejorar.

No tenga miedo de ajustar los diversos requisitos a medida que empiece a conocer mejor a su empleado. Si alguien lo está pasando mal, intente ofrecerle algo más alcanzable, y si alguien está completando todas las tareas con facilidad, ofrézcale algo un poco más complicado para ver que tal se las arreglan.

Arreglar las cosas

Por desgracia, no todas las contrataciones que haga serán un éxito y es importante darse cuenta de cuando ha cometido un fallo y actuar en consecuencia.

En primer lugar usted debe lograr entender por qué las cosas no están funcionando como se esperaba. ¿Ha establecido demasiado alto los requisitos esperados? ¿Ha habido algún factor externo que haya afectado el desarrollo del empleado (como un retraso en su formación)? ¿Qué puede hacer para ayudar a que todo vuelva a su cauce? Recuerde que cada persona aprende a un ritmo diferente y a veces un poco de paciencia no está mal.

A veces cuando contrata personal usted contrata a la persona correcta, pero les da el trabajo equivocado. Antes de cortar por lo sano, mire a su alrededor para ver si dicho empleado podría ser apropiado en cualquier otro lugar dentro de su empresa.

Si debe dejar ir a alguien, asegúrese de llevar a cabo una entrevista de salida donde pueda discutir exactamente lo que fue mal para ayudar a mejorar sus oportunidades en su futura carrera profesional.

Si deja ir a alguien por motivos de comportamiento, asegúrese de ceñirse a los hechos para evitar un contraataque legal.

Cómo le evalúan a usted

Así como es el momento para que usted evalúe a su nuevo empleado, ellos también estarán evaluando si han tomado la decisión correcta. Tan pronto como finalice el periodo de prueba están comprometidos para trabajar durante al menos la duración de su periodo de aviso por lo que quieren estar seguros de que es el lugar donde quieren estar.

Si quiere asegurar la estancia de su empleado (evitándole los costes y quebraderos de cabeza que conlleva todo el proceso de contratación) entonces, en primer lugar, debe hacerles sentir como una parte importante del equipo. Asegúrese de hacerles saber qué lugar tienen en la empresa y lo mucho que se valoran sus habilidades y experiencia y póngase a su disposición para escuchar sus preguntas y preocupaciones.

Una vez que haya acabado el periodo de prueba

El día que por fin pueda hacerle saber a su nuevo empleado que ha pasado el periodo de prueba, es hora de sonreír, suspirar de tranquilidad y hágale saber a todos que su campaña de contratación tuvo éxito. Así como los costes y el tiempo de contratación, otro de los factores sobre los que se juzga a los profesionales de la contratación es el número de nuevos empleados que pasan el periodo de prueba.

Al final de dicho periodo su empleado debería tener una buena idea sobre qué quiere su empresa que haga en el trabajo y qué es lo que debe hacer para lograrlo. No obstante, esto no significa que ya puede dejarlos solos `para que sigan con el trabajo. Si ha creado una buena relación laboral es importante seguir con las reuniones habituales para poder discutir cómo están trabajando para alcanzar sus objetivos a largo plazo.